Bienvenida

¡Bienvenidos a nuestra página web!

ACT (Austrian Centre for Training firms) es la sede de las empresas de simulación austríacas.

Somos intermediarios entre las empresas de simulación austríacas, el enlace con las empresas de simulación a nivel internacional así como la institución que vela por su desarrollo.
Se trata de un proyecto del Ministerio Federal de Educación y de la Mujer austríaco dentro del ámbito de la formación técnica y profesional, encargado de supervisar las organizaciones nacionales.

ACT representa las empresas de simulación austríacas dentro de la organización EUROPEN – PEN International.


Empresas de simulación en los institutos de Austria:

1992/93: 50
1996/97: 300
2000/01: 1.000

October 2012: 950

ACT, Austrian Center for Training firms, ofrece a sus empresas una serie de prestaciones de servicios en línea indispensables para la simulación de transacciones comerciales si bien cercanas a la realidad pero que no tienen lugar más que en el mercado de las empresas de simulación.

ACT está a su disposición:

Lunes, 8:00 – 17:00
Martes, 8:00 – 16:00
Miércoles, 8:00 – 17:00
Jueves, 8:00 – 16:00
Viernes, 8:00 – 14:00

En secretaría les atenderá Monika Noé:
Tel.: +43 1 53 22 978
Fax: +43 1 53 22 978 18
E-Mail: info@act.at


La empresa de simulación – un modelo seguido internacionalmente
¿Qué es una empresa de simulación?

Se trata de un modelo basado en una empresa real que permite reproducir sus procesos en diferentes niveles de complejidad, convirtiéndose así en un modelo de empresa más cercano a los alumnos.

Del mismo modo que las empresas mantienen relaciones comerciales entre ellas en el mercado real, las empresas de simulación cuentan con contactos exteriores. De esta manera, los alumnos conocen la cultura económica de sus socios en Austria así como en el extranjero.

La empresa de simulación como lugar y método de formación se ha convertido en una materia obligatoria en el programa de todos los institutos de comercio (de ciclo largo y corto) de Austria, al mismo tiempo que ha sido recomendada para la formación comercial de todos los institutos de Formación Profesional y Técnica. En el año 1993, Austria fue el primer país europeo en integrar la idea de la empresa de simulación en los programas escolares.
La idea de fundar y gestionar empresas de simulación sigue un camino paralelo en el resto de los institutos de formación profesional y técnica: escuelas profesionales de aprendices, escuelas de agricultura y silvicultura, escuelas técnicas y artesanales, escuelas de turismo y, principalmente, escuelas de formación con especialidad económica. En Austria existen, actualmente, más de 950 empresas de simulación, algunas de las cuales se sitúan en la formación de adultos.
En el sistema educativo de los institutos de comercio, la empresa de simulación se imparte en el cuarto año, en el caso de ciclo largo, y en el tercer año en caso de ciclo corto. Hasta el momento presente, los dominios de actividad principales de las empresas de simulación son el comercio así como el sector de servicios.

Dentro de la empresa de simulación tienen lugar todas las operaciones comerciales que surgen en la vida práctica de la profesión (desde el suministro hasta el reparto pasando por la realización de prestaciones). Las tareas comerciales y administrativas correspondientes deben ser efectuadas en función de las normas comerciales y de la legislación. No obstante, el género, las prestaciones así como el dinero requerido para los pagos no existen más que de forma ficticia.

Cada empresa de simulación se encuentra dividida en diferentes departamentos como cualquier empresa real: dirección, dirección de recursos humanos, secretaría, departamentos de marketing, de ventas, de gestión, de contabilidad, de servicio logístico, entre otros. Los alumnos van recorriendo los diferentes departamentos donde efectúan las tareas específicas correspondientes
Objetivos pedagógicos
El objetivo de la enseñanza dentro de la empresa de simulación es mostrar los conocimientos exigidos en los procesos internos de la empresa así como las relaciones interempresariales. Todo ello se realiza de forma interdisciplinaria, activa y orientada a la resolución de problemas. Suelen ser las actividades iniciadas por los socios las que, en el caso de los alumnos, provocan procesos de aprendizaje y aseguran una máxima motivación.

La adquisición de cualificaciones claves (aptitud del trabajo en equipo, pensamiento global, facultad de expresarse correctamente) permite al alumno desarrollar su movilidad y disponibilidad para el mundo internacional del trabajo.

Además de los contactos internacionales, un gran triunfo para la empresa de simulación, es la falta de consecuencias graves en la toma de decisiones erróneas que podrían poner en peligro la empresa en el mundo real de los negocios. De este modo, aumenta el nivel de consciencia del alumno, convirtiéndose en un factor esencial del proceso de aprendizaje y del desarrollo de la personalidad del mismo.

Para las empresas de simulación, la cooperación con el mundo económico real es, por tanto, primordial en el ámbito de la peritación así como en patrocinio. Más del 60% de las empresas de simulación cuentan con socios reales en un segundo plano, que ofrecen asistencia, visitas a su empresa y ponen a disposición el saber hacer de sus colaboradores.